10 julio, 2012

Unas disculpas…

Tal vez algunos se habrán dado cuenta que hace algún tiempo he dejado de actualizar el blog, no ha sido de manera repentina, sino que poco a poco la cantidad de entradas se ha ido reduciendo hasta llegar a prácticamente cero en esta última semana. Sólo puedo decirles que no son ustedes, soy yo

Llevo escribiendo en este blog de manera constante más de cinco años —en octubre cumplo seis—, aunque considero que haciendo divulgación científica digamos buena tal vez recién desde el 2011, eso sí, mejorando poco a poco. En todo este tiempo he escrito 1334 entradas, y en los últimos tres años, un promedio de una entrada por día, todo con el fin de llevarles a ustedes lo último de la ciencia explicado con rigurosidad pero de manera comprensible, sin caer en el sensacionalismo típico de los periódicos o la televisión.

Nadie me paga por escribir. Si bien tengo publicidad de Adsense, el dinero que se gana sólo alcanza para renovar el dominio cada año y tomarme unas cervezas un fin de semana. Pero, no me quejo. La divulgación científica es algo que me apasiona y lo hago con el mayor de los gustos ya que es sumamente gratificante saber que cada uno de los artículos que escribo es leído por al menos un centenar de personas, incluso hay algunas que superan las 1000 o 5000 visitas en una misma semana. Los comentarios y correos que recibo, sean para felicitarme o criticarme, también motivan a seguir adelante, ya que es un buen indicador de que el trabajo realizado no ha sido en vano.

Sin embargo, no se cómo ni cuándo, ese hermoso pasatiempo que tenía de divulgar la ciencia pasó a convertirse en una obligación. Mi forma de pensar cambio de escribir porque quería a escribir porque debía. Mi rutina por las noches cambió radicalmente, pasó de leer una novela o artículo de divulgación o ver un documental o una serie en la televisión, a navegar por todas las revistas científicas (PNAS, PLoS, Nature, Biology Letters, Science, etc.) para seleccionar y descargar los papers publicados cada día para divulgarlos en el blog.

Cuando caí en cuenta de ello, busqué una explicación. ¿La encontré? Pues sí. ¿Cuál fue? Las estadísticas…

visitas_blog

Hasta el 2011, las visitas al blog no superaban las 50.000 por mes. En promedio habían 1500 visitas diarias, y ese número se mantuvo constante prácticamente por tres años. Sin embargo, algo cambio el 2012… cada semana el número de visitas diarias aumentaba vertiginosamente. A fines de enero ya eran 2000 visitas diarias, a fines de febrero ya eran 3000 y a fines de marzo empezamos a rozar las 4000 visitas diarias. Busqué respuestas en los antiguos escritos mayas y no las encontré. Tal vez mi fichaje en Amazings.es influyó en ello. Las estadísticas se convirtieron en una obsesión.

Este acontecimiento cambió mi forma de pensar. Empecé a escribir con el objetivo de mantener constante la tasa de aumento en las visitas y poco a poco me fui alejando de la principal razón por la que hacía divulgación científica: compartir información y conocimiento, relajarme y aprender. Fue entonces que empecé a sentirme cansado de escribir, empezó a faltarme la inspiración (tengo al menos 10 entradas guardadas en borrador porque nunca terminé —ni terminaré— de escribirlas), y poco a poco fui dejando de lado este hermoso pasatiempo, hasta llegar al punto de escribir estas breves líneas el día de hoy.

No voy aprovechar esta entrada para anunciar mi retiro de la divulgación científica, tal vez sí aprovecharé para anunciar mi retiro del tenis ya que hay que dar pase a las nuevas generaciones como Rafa o Nole. Estas semanas me han servido para descansar. La verdad extrañaba llegar a casa, prender la televisión y quedarme dormido… y despertarme a la una de la mañana para apagar todo y quitarme los zapatos.

Las visitas están bajando y están alcanzando las 1500 diarias nuevamente, tal vez en los próximos días o las próximas horas esté de vuelta, eso no lo sé, pero de lo que estoy seguro es que esta vez ya no me dejaré llevar por las estadísticas ni obsesionarme con ellas. Si aumentan o disminuyen ya no será algo determinante. Creo que esta autocrítica me servirá para pasar a una nueva etapa en mi faceta de divulgador científico amateur.

Así que quisiera terminar ésta breve misiva (ja! siempre quise decir esa palabra) manifestándoles mis más sinceras disculpas por ausentarme sin explicación alguna. Para aquellos que siempre están atentos a las actualizaciones del blog, les prometo que estaremos de vuelta muy pronto.

Nos vemos!

14 comentarios:

  1. David, creo que muchos blogueros divulgadores nos sentimos identificados con tus palabras. A mí me ha pasado algo parecido recientemente. Hubo un momento en que miraba las estadísticas cada día y me veía en la 'obligación' de publicar con regularidad y sin bajar el nivel. Por suerte, tardé poco en darme cuenta de que la satisfacción que produce mantener un blog debe estar completamente separada de los números de las visitas. A todos nos gusta que nos lea cuanta más gente mejor, pero cuando todos los días estamos pendientes de cuánta gente ha pasado por el blog o cuando 'presumimos' de tener x visitas al día, algo falla.

    Ánimo, y haz lo que te pida el cuerpo.

    Cuídate.

    Saludos desde Murcia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Dani. Parece ser algo común entre los blogueros de ciencia, lo importarse es darse cuenta a tiempo de ello y volver al rumbo original por el cual uno hace divulgación.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Idem. Es una sensación curiosa cuando redescubres que lo importante de bloguear es que te lo pases bien escribiendo de lo que a ti te gusta y no que tengas más o menos lectores.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Asi es Manuel. Lo redescubrí y ahora volveré a disfrutarlo como hacía antes ;)
      Un saludo.

      Eliminar
  3. Hola Davi, te extrañaba desde el mail y te busque por aca pensando que me habías borrado y me di cuenta que por aca tampoco publicabas. me alegra saber que estas bien. cuando vos quieras yo te voy a leer, jajaj besos
    http://www.facebook.com/genesligados?ref=tn_tnmn

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Angélica, pronto volveré a escribir ;)

      Eliminar
  4. Te leo desde los comienzos!!

    como dijo el gran Gould:

    Pocas tragedias pueden ser más amplias que el retraso en el crecimiento de la vida, pocas injusticias más profundo que la negación de una oportunidad de luchar o incluso a la esperanza, por un límite impuesto desde fuera, pero falsamente identificadas como parte.

    saludos y mucha suerte desde Uruguay!

    ResponderEliminar
  5. Hola David,

    La labor que haces es enorme. Entro a tu blog casi a diario y me sorprendo de todo lo que nos ofreces a cambio de nada. En alguna ocasión te he pedido algún artículo y ahí estabas para proporcionármelo, sin tan siquiera conocerme de nada. Gracias a tu blog también dispongo de muchas revistas Science gratis. No puedo más que darte las gracias por tu trabajo y dedicación que nos ayuda a muchos a estar al día y actualizados en ciencia.

    Tienes en mi a un admirador desde España. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Miguel, para mi es un gusto compartir información porque esta debe estar disponible para todos y no solo si tienes una suscripcion a una revista. Pronto volveremos a siguir divulgando.
      Un saludo.

      Eliminar
  6. Tu tiempo y dedicación se aprecia bastante David, gracias a tu esfuerzos yo y muchas personas más han aprendido mucho sobre temas científicos. Ahora tal vez tu solo necesitabas unas mini vacaciones para reflexionar y volver más recargado.
    Saludos y gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Una pequeñas vacaciones de vez en cuando son muy reparadoras.
      Un saludo.

      Eliminar
  7. Estimado David creo que me uno a todos los comentarios. Necesitamos de científicos como tu, pues pocos son capaces de bajar los conocimientos a palabras inteligentes que todos los mortales entendamos. Considero que si tienes la vocación y el gusto por escribir, así sea que solo una persona se apasione por las ciencia, ya has logrado tu propósito.

    Gracias porque regresarás y ánimo que quedamos pocos.

    Un saludo de un "ciudadano del mundo"

    ResponderEliminar

Por favor, se respetuoso con tus comentarios y críticas. Cualquier comentario ofensivo será eliminado.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...