25 junio, 2012

62 Lindau Nobel Laureates Meeting: Abierto a lo inesperado

lindau_1

La fundación Lindau Nobel Laureate Meetings realiza desde hace más de 60 años reuniones científicas entre premios Nobel y estudiantes de todo el mundo para traspasar a las nuevas generaciones la sabiduría de los más experimentados. En cinco días más de 580 alumnos de pre y pos grado tienen la oportunidad de compartir con 27 galardonados y con estudiantes de diversos países. Este año 27 de esos jóvenes investigadores vienen de Latinoamérica.

La importancia de este evento que se realiza una ves al año al sur de Alemania, en Lindau, no sólo radica en que es una oportunidad única para los estudiantes de conocer directamente a premios Nobel, sino también porque es una instancia para extender redes científicas internacionales y aumentar los conocimiento más allá del área específica en la que se concentra cada joven científico.

Desde hace algunos años la organización ha concentrado esfuerzos para aumentar el vínculo con Latinoamérica y por ello busca establecer contacto con los medios de comunicación más importantes de la región para facilitar información sobre el evento.

Comunicar contenido científico y debatir son parte crucial de la preocupación del Lindau Meeting. En su plataforma en línea, Lindau Mediatheque, se pueden encontrar grabaciones de audio y video de las charlas que los Nobeles han dado en los más de 60 años de historia del Lindau Meeting. Además, está disponible información complementaria como fotos, links a contenidos relacionados y “mini charlas”. La Lindau Mediatheque es un recurso único para investigadores, interesados en ciencia, periodistas y profesores.

Puedes ver el programa aquí.


No sin resistencia: el largo viaje desde una nota de laboratorio al Premio Nobel.

Cuán importante es confiar en los propios experimentos.

Shechtman: “Los expertos reconocen un descubrimiento inmediatamente”.

nobelquimica

La persistencia con que estos destacados investigadores defienden sus interpretaciones de sus experimentos en contra de las ideas que prevalecen usualmente contribuyen al progreso científico.

Dan Shechtman, Premio Nobel de Química, es un buen ejemplo de esto. Él defendió su descubrimiento de los cuasi-cristales por más de diez años antes de ser reconocido. Shechtman, al igual que otros 26 premios Nobel y más de 580 jóvenes científicos de todo el mundo, participará en el 62 Lindau Nobel Laureate Meeting enfocado en física. Otros dos buenos ejemplos de investigadores que fueron premiados con el Nobel por perseguir consistentemente sus ideas —y así descubrir materiales con nuevas propiedades físicas y químicas— son Sir Harold Kroto y Douglas Osheroff. Ellos también estarán presentes en el Lindau Meeting de este año, el que se desarrollará entre el 1 y 6 de julio.

La perseverancia paga

Dan Shechtman necesitó mucha energía para pelear por el reconocimiento de su descubrimiento pionero. En la mañana del 8 de abril de 1982, el resultado de la difracción de un electrón que estaba utilizando, en la Universidad Johns Hopkins, para investigar la rápida solidificación de la aleación aluminio-magnesio le mostró una imagen completamente inesperada.

En vez de la disposición cristalina en tres, cuatro o seis ejes, el patrón de difracción mostró diez ejes de plegado; una disposición donde los átomos individuales ya no tienen la misma distancia con sus vecinos, algo que hasta entonces se consideraba imperativo para los cristales. Finalmente, los resultados de Shechtman revelaron un patrón aperiódico, similares a los de los mosaicos medievales del Palacio de la Alhambra en España.

Shechtman anotó el descubrimiento en su cuaderno de laboratorio con tres signos de interrogación a pesar de que sí creía en lo que había encontrado, recuerda. “La ciencia es fundamentalmente experimental y un experto rápidamente reconoce un descubrimiento cuando se tropieza con uno”.

Posteriores mediciones le confirmaron a Shechtman su descubrimiento; los desconocidos hasta entonces cuasi-cristales. Sin embargo, éstos recibieron muchas críticas porque no se condecían con lo que decía la teoría en esa época. Sin embargo, Shechtman no se distrajo y junto a sus colegas continuó tenazmente con la investigación en el Technion en Haifa.

“Un experto siempre chequea sus propios resultados. Si los siguientes experimentos prueban que está en lo correcto puede mantenerse erguido ante el criticismo de los teóricos”, dice hoy. Sólo cuando el equipo logró producir grandes cantidades de causi-cristales y confirmar sus patrones por medio de la difracción de rayos X, Dan Shechtman y sus colegas lograron convencer a la Unión Internacional de Cristalografía de su existencia, diez años después del descubrimiento. Esto llevó a cambiar la definición de cristales. Hoy, debido a sus propiedades quebradizas y de dureza, los cuasi-cristales se utilizan en la producción de aceros particularmente resistentes.

Superfluidez exótica

Douglas OsheroffSólidos, líquidos y gases son los estados en que encontramos la materia a diario, los que están ligados a fenómenos físicos como la fricción entre las partículas adyacentes. Los físicos, sin embargo, conocen un estado adicional de la materia: la superfluidez.

Los líquidos superfluidos fluyen sin fricción alguna. Este estado exótico de la materia es importante para muchos campos de investigación de la física —desde la mecánica cuántica hasta la cosmología. Los investigadores saben desde 1911 que el Helio-4 tiene esta fase de superfluido cuando se acerca al cero absoluto.

El Helio-4 tiene un spin entero y es un bosón; estas son partículas que colectivamente puede hacer la transición al estado superfluido en concordancia con la teoría Bose-Einstein. Pero, el Helio-3 tiene spin medio lo que lo convierte en un fermión, y sus propiedades físicas a baja temperatura difieren significativamente del Helio-4.

Según la teoría Barden-Cooper-Schriefer (BCS) que describe la superconductividad (Premiados con el Nobel de Física en 1972), se esperaba que el Helio-3 también lograra el estado superfluido bajo ciertas condiciones como la formación del llamado Cooper Pair.

Teniendo lo anterior en cuenta, el estudiante de doctorado Douglas Osheroff confirmó su corazonada una noche de abril de 1972. El investigó las propiedades magnéticas del Helio-3 en estado sólido a sólo 0,2 grados sobre el cero absoluto en la Universidad de Cornell, en Ithaca. Su intención fue registrar la fase llamada de cambio incrementando la presión en función del tiempo. Sin embargo, se dio cuenta de unos saltos inesperados en las curvas de medición. “La señal NMR del líquido bajó en un factor de dos a la más baja temperatura de transición. Sentí que tenía que ser el resultado de la formación del ‘Cooper Pairs’ en el líquido”, recuerda.

Entrada la madrugada escribió en su cuaderno: “2:30 AM he descubierto esta noche la fase de transición a superfluido del 3He líquido”. Varios meses de cuidadosas mediciones, que Osheroff llevó a cabo con su supervisor David Lee y su colega Robert Richardson, fueron necesarios para confirmar el descubrimiento. En 1996, el trío fue reconocido con el Permio Nobel de Física por esta hazaña.

En su charla, Osheroff discutirá su visión sobre “Cómo los avances en ciencia son hechos” en el 62 Lindau Nobel Laureate Meeting.

Fascinantes esferas de carbono

Fullerene_c540“Siempre espera lo inesperado”, dice Sir Harold Kroto, quien, junto con Robert Curl y Richard Smalley, fue honrado con el Premio Nobel de Química en 1996 por el descubrimiento de los fullerenos.

Este tipo de carbono, con moléculas unidas que forman una esfera asimilando la geometría de un panal de abejas, fue una gran sensación ya que representan una forma completamente nueva del carbono en estado sólido. Hasta entonces, el único entramado de carbono sólido conocido eran los diamantes duros y el suave grafito. El nombre de las esferas de carbono (buckyesferas y fullerenos) aluden a los domos arquitectónicos del arquitecto Buckminster Fuller.

Durante una estadía de visita en la Universidad Rice, en Houston, en los laboratorios de Smalley y Curl, Kroto vaporizó el grafito con un rayo láser de helio para ver las pequeñas cadenas de carbono que se esperarían de mediciones en el espacio interestelar.

Sin embargo, un escaneo espectrométrico de masa mostró que el máximo tamaño del compuesto aparentemente consiste en 60 átomos de carbono. Así, Curl, Kroto y Smalley desarrollaron la idea de la esfera de 60 átomos de carbono. “Tenía la fuerte corazonada que como la solución era tan bella tenía que estar correcta”, recuerda Harold Kroto. Como Shechtman, comenzó a verificar la teoría para descartar cualquier duda.

Luego los resultados fueron reconocidos y los fullerenos se convirtieron en codiciados objetos a investigar. Éstos son considerados como potenciales catalizadores y lubricantes, así como semiconductores y superconductores. Pero recientemente, los fullerenos en estado sólido volvieron a causar interés: Fueron detectados por el telescopio en infrarrojo Spitzer en las vecindad de un par de estrellas conocidas como XX Ophiuchi.

En su charla “Lost in Translation”, en el 62 Lindau Nobel Laureate Meeting, Sir Harold Kroto hablará sobre la necesidad de comunicar ciencia en lenguaje científico. Reconocido como un divulgador científico inspirador, ha sido por mucho tiempo un promotor de la divulgación de la ciencia especialmente vía internet con proyectos como Vega y Geoset.


Más información

El programa del 62 Lindau Nobel Laureate Meeting, información de contexto para los participantes, y los resúmenes de las charlas están disponibles en el Lindau Mediatheque:
www.mediatheque.lindau-nobel.org/#/Meeting?id=284.

Perfiles del los Premios Nobel también se pueden encontrar en el Lindau Mediatheque:

Otorgamiento oficial del Premio Nobel a los galardonados mencionados anteriormente:

  • Dan Shechtman recibió el Premio Nobel de Química en 2011 “por su descubrimiento de
    los cuasi-cristales”
  • Douglas Osheroff recibió el Premio Nobel de Física en 1996 junto a David M. Lee y
    Robert C. Richardson “por su descubrimiento de el estado superfluido del Helio 3”
  • Sir Harold Kroto recibió el Premio Nobel de Química en 1996 junto con Robert F. Curl
    Jr. y Richard E. Smalley “por su descubrimiento de los fullerenos”

Blog: http://lindau.nature.com/
Twitter: http://twitter.com/#!/lindaunobel
Facebook: http://www.facebook.com/LindauNobelLaureatesMeeting

Comunicado de prensa provisto por Lorena Guzmán H.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, se respetuoso con tus comentarios y críticas. Cualquier comentario ofensivo será eliminado.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...