17 febrero, 2012

Ser mayor no te hace ver más atractivo

En la mosca de la fruta, la edad afecta la cantidad y composición de feromonas sexuales.

Mosca_fruta

A algunos chicos —como Ashton Kutcher— les gusta las maduritas. A ciertas chicas les parece más atractivo George Clooney ahora que hace 15 años. Y es que, al parecer, la experiencia y la madurez están de moda. Pero, no nos engañemos, la vejez no es atractiva. Afecta a la salud, aumenta la vulnerabilidad a las enfermedades, reduce el potencial reproductivo, la piel se arruga, los órganos empiezan a fallar y a la larga mueres inevitablemente. Pero, siéntete afortunado de ser un humano, porque si fueras una mosca de la fruta, tu vejez sería aún más triste porque ni siquiera tendrías una vida sexual activa.

No hay dudas que para cualquier animal el sexo y la reproducción encabezan la lista de cosas por hacer. En las moscas de la fruta (Drosophila melanogaster) el sexo y la reproducción están regulados por unas señales químicas que emanan los machos y las hembras. Un reciente estudio publicado esta semana en The Journal of Experimental Biology demuestra que la edad afecta de manera considerable la composición química de dichas feromonas, volviéndolos menos atractivos para el sexo opuesto.

Sería lógico pensar que los animales se hacen menos atractivos a medida que envejecen. Pero en un mundo guiado sólo por señales químicas, como es el de los insectos, ¿cómo podría observarse este efecto? Investigadores del Colegio de Medicina Baylor en Houston (EEUU), liderados por el Dr.Scott Pletcher, estudiaron el cambio en la composición química de las feromonas producidas como hidrocarburos cuticulares (CHC: cuticular hydrocarbons) colectadas de moscas con edades entre 7 y 65 días.

Los machos y las hembras producen diferentes CHCs. En las hembras abunda los dienos como el 7,11-hexacosadieno (7,11-HD); mientras que en los machos, los monoenos como el 7-tricoseno (7-T) y el 11-cis-vaccenil acetato (cVA). Al analizar estas moléculas colectadas a diferentes edades mediante dos técnicas analíticas (espectrometría de masas), los investigadores observaron que los niveles de estas tres feromonas se reducían con la edad, y el cVA lo hacía ya desde el séptimo día de vida. En cuanto a la composición química de las feromonas, las moscas más viejas producían una mayor cantidad de CHCs de cadena larga.

Luego Pletcher y sus colegas quisieron determinar si este cambio químico tenía un efecto en el poder atractivo de las moscas. Para ello compararon la preferencia de los machos por hembras de 8 y 52 días de edad. Los resultados mostraron que las moscas invertían un 50% más de tiempo en conquistar a las más jóvenes.

Pero, ¿sería que los machos preferían a las más jóvenes porque les parecían más atractivas visualmente? [En términos humanos sería como decir que los varones prefirieron a las mujeres jóvenes por sus senos grandes, cintura pequeña y trasero levantado, que por su perfume Chanel de $500].

Para descartar esta hipótesis, los investigadores realizaron tres experimentos. En el primero, bañaron a las hembras con hexano para eliminar los CHCs de su cuerpo. En este caso lo machos no pudieron distinguir a las jóvenes de las viejas. En el segundo, pusieron a las moscas en una habitación oscura. Los machos las identificaron correctamente a las hembras jóvenes a pesar de no verlas. Y en el tercero, usaron dos grupos de hembras de la misma edad pero genéticamente modificadas para no producir feromonas. A cada grupo le rociaron con feromonas de hembras jóvenes y viejas. Los machos escogieron siempre al grupo que tenía el perfume de las jóvenes. Los experimentos también se repitieron para las hembras, quienes prefirieron a los machos jóvenes.

Con todos estos resultados, los investigadores concluyen que la edad afecta el poder atractivo de las moscas debido a cambios en los perfiles químicos de sus feromonas. Estos cambios podrían ser un reflejo de la condición fisiológica del insecto que los demás aprendieron a percibir para mejorar sus chances de tener crías más saludables y así asegurar el éxito reproductivo. Ahora queda estudiar este efecto en otros insectos y, por qué no, en animales superiores.


Referencia:

ResearchBlogging.orgKuo, T., Yew, J., Fedina, T., Dreisewerd, K., Dierick, H., & Pletcher, S. (2012). Aging modulates cuticular hydrocarbons and sexual attractiveness in Drosophila melanogaster Journal of Experimental Biology, 215 (5), 814-821 DOI: 10.1242/jeb.064980

Imagen: Fickr @Image Editor.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, se respetuoso con tus comentarios y críticas. Cualquier comentario ofensivo será eliminado.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...