04 agosto, 2011

Se encuentran posibles flujos estacionales de agua en Marte

Seguro que ya estamos cansados de oír este anuncio: ”Científicos encuentran agua líquida en Marte”. Cuántas veces ha aparecido este titular en los periódicos y después de unos días quedaba en el olvido porque no habían las pruebas suficientes como para demostrarlo. ¿Esta vez será igual?. Es un hecho que fluyó agua sobre el suelo marciano en tiempos pasados, pero el hecho de que haya agua líquida sobre su superficie en nuestros días sigue siendo objeto de debate. En un artículo publicado hoy en Science, científicos del Laboratorio Planetario y Lunar de la Universidad de Arizona captaron una serie de imágenes con el HiRISE de lo que pareciera ser unos flujos de agua sobre ciertas laderas marcianas.

mars

Las imágenes captadas por el MRO/HiRISE hablan por sí solas. En el .gif animado podemos observar claramente la formación de las Líneas Recurrentes de Pendiente (RSL), las cuales no son más que marcas relativamente oscuras y estrechas —de unos 0.5 a 5m de ancho— que aparecen sobre las pendientes empinadas (25° - 40° de inclinación) de las laderas ubicadas en las regiones templadas del planeta rojo. Estas RSL se manifiestan solamente en las estaciones cálidas —donde la temperatura promedio es de unos -30°C (aunque se registran picos de 27°C en días calurosos)—; y desaparecen en las estaciones frías —donde la temperatura promedio suele ser de unos -80°C. A primera vista pareciera ser agua líquida.

No hay dudas que en Marte alguna vez fluyó agua, lo que hace especular miles de cosas y ha sido fuente de inspiración para muchas películas y hasta teorías que tratan de explicar el origen de la vida en la Tierra. Las misiones espaciales que han estudiado el suelo marciano han encontrado la presencia de sulfatos y cloratos, los cuales son buenos indicadores de la existencia de agua. Sin embargo, lo más interesante de estas sales es que si se encuentran diluidas en el agua pueden bajar su temperatura de congelamiento hasta unos -200°C y reducir su tasa de evaporación en más de 10 veces.

Las imágenes donde se ven las RSL fueron captadas por el MRO/HiRISE entre el final de la primavera y el inicio del otoño, desapareciendo durante el invierno marciano. Se confirmaron la presencia de las RSL en siete laderas marcianas, aunque se estima que pueden haber otras 12 ubicadas en 20 laderas candidatas. Por ahora, sólo se ha analizado el hemisferio sur del planeta, a latitudes entre los 32° y 48°, aunque se estima que pueden haber algunas otras en las regiones más ecuatoriales. Por su parte, en el hemisferio norte, la probabilidad de que hayan RSLs es sumamente baja ya que sus veranos son más fríos —el perihelio (momento en que el planeta se encuentra más cerca del sol debido a la forma elíptica de sus órbita) se da cerca a su solsticio de invierno.

Sin embargo, no se ha podido confirmar la composición química de estas RSL debido a que es muy difícil hacer un estudio espectrométrico desde el espacio —la resolución del CRISM, el cual está ubicado en la órbita marciana, es de unos 18 metros por pixel y, como mencionamos anteriormente, los RSL tienen menos de 5m de ancho. Los espectros tampoco permitieron relacionar los RSL con ciertos minerales en particular. Así que por ahora nada está dicho con certeza.

Se han planteado otras hipótesis, algunas más probables que la mera existencia del agua líquida fluyendo en sus pendientes. Una de ellas dice que podría ser que los ciclos termales, algo extremos en Marte, dañen las rocas, resquebrajándolas y haciéndolas fluir en forma granular. Sin embargo, este proceso se da lentamente y no podría explicar la velocidad en la que aparecen algunas RSL.

Otra explicación sería que es polvo marciano movido por los fuertes vientos que soplan en ciertos momentos del año. Sin embargo, esta hipótesis no explica por qué no hay RSL en el hemisferio norte, o por qué es más frecuente en algunas regiones y no en otras. Tal vez sea que hay regiones con vientos más fuertes y otras donde es más calmo.

Otra cosa extraña es que los RSL no se dan en regiones con grandes depósitos de sulfatos, el cual le permitiría bajar su punto de congelamiento del agua en varios grados. Aunque no se descarta la posibilidad de haber otros minerales que también tengan un efecto sobre su temperatura de solidificación (efecto eutéctico), o tal vez haya otro tipo de sales higroscópicas que atrapen el vapor de agua de la atmósfera.

Como pueden ver hay muchas posibles explicaciones, sin dudas faltan estudios in situ para develar por fin este misterio: ¿será o no será agua?. Hasta que esto ocurra tendremos tiempo de sobra para especular muchas cosas. Por otro lado, los astrobiólogos también se encontrarán muy excitados con la noticia ya que abriría la posibilidad de encontrar algún tipo de forma de vida por ahí —claro, si es que nuestras propias sondas espaciales no han contaminado ya el planeta en cada una de sus visitas.

Para recordar, hace un par de años la sonda espacial Phoenix detectó unas diminutas gotas de agua, las cuales quizás estaban poercloradas, permitiéndolas mantenerse líquidas aún a temperaturas que bordeaban los -30°C.


Referencia:

ResearchBlogging.orgMcEwen, A., Ojha, L., Dundas, C., Mattson, S., Byrne, S., Wray, J., Cull, S., Murchie, S., Thomas, N., & Gulick, V. (2011). Seasonal Flows on Warm Martian Slopes Science, 333 (6043), 740-743 DOI: 10.1126/science.1204816

Más información e imágenes: http://hirise.lpl.arizona.edu/es/noticias/science-2011-agosto-4.php

Esta entrada participa en el III Carnaval de Geología celebrado en El Pakozoico.

geocarnaval III

1 comentario:

  1. Muy buena la explicación... Espero mas sobre esta noticia.

    ResponderEliminar

Por favor, se respetuoso con tus comentarios y críticas. Cualquier comentario ofensivo será eliminado.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...