13 julio, 2011

Es bueno cuidar tu reputación, sobre todo si eres un lábrido limpiador azul

(c)Gerry Allen

Muchas veces, las personas ayudamos a otras sin esperar nada a cambio cuando estamos frente a otras personas que nos observan, esto con el fin de mejorar nuestra reputación y, tal vez, aumentar las probabilidades de que en el futuro los espectadores que presenciaron el hecho nos ayuden también de la misma manera. En otros animales, con estructuras sociales algo avanzadas como los monos, este comportamiento tiene una gran influencia sobre la evolución de la cooperación.

Un grupo internacional de científicos liderados por la Dra. Ana Pinto de la Universidad de Neuchâtel (Suiza) observaron que el lábrido limpiador azul (Labroides dimidiatus), el cual se caracteriza por ofrecer un ‘servicio de limpieza’ marino, eliminando los ectoparásitos que habitan en la superficie de otros peces más grandes, muchas veces engañan a sus clientes y los muerden para obtener la deliciosa mucosa que secretan. Cuando esto ocurre, el cliente se siente disconforme con el servicio y termina por escapar.

Sin embargo, lo que más llamó la atención de los investigadores fue que cuando este mal comportamiento era observado por otros peces, estos evitaban que los lábridos les ofrecieran el servicio de limpieza, lo que indicaría que los peces espectadores usaban sus observaciones para juzgar que pez limpiador era o no tramposo. En presencia de público, el lábrido limpiador espontáneamente ofrecía un mejor servicio, demostrando por primera vez el efecto que tiene la audiencia sobre el grado de cooperación de un pez. Ahora quedaría investigar si el lábrido es o no consciente de que lo están observando o si se preocupa o no por su reputación.


Referencia:

Ana Pinto, Jennifer Oates, Alexandra Grutter, Redouan Bshary.  2011. Cleaner Wrasses Labroides dimidiatus Are More Cooperative in the Presence of an Audience. Current Biology . 21(13); 1140-1144. doi: 10.1016/j.cub.2011.05.021

2 comentarios:

  1. Hay otra especie que imita sus colores y se acerca pero a morder la cola del pez por limpiar. Tambien sucede que los demas peces empiezan a desconfiar de la zona de limpieza

    ResponderEliminar
  2. Este comportamiento, sin dudas, podría estar ampliamente extendido en el mundo natural.

    ResponderEliminar

Por favor, se respetuoso con tus comentarios y críticas. Cualquier comentario ofensivo será eliminado.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...