24 enero, 2011

¿A qué se debió la extinción masiva del Pérmico?

La extinción masiva del Pérmico, que pone fin a la era geológica del Pérmico para dar paso al Triásico, fue la más devastadora de todas ya que se perdió el 96% de las especies marinas y más del 70% de las especies terrestres. Esta extinción se dio hace aproximadamente 250 millones de años, pero hasta ahora sigue siendo un misterio las causas que la dieron origen.

Las hipótesis fueron muchas, desde la colisión de un asteroide hasta la liberación abrupta del metano contenido en los hielos de los casquetes polares. Sin embargo, la teoría que tiene más fuerza es de la erupción de las escaleras siberianas que produjeron enormes flujos de basalto que liberaron cuantiosas cantidades de CO2 al ambiente durante unos 750,000 años, cambiando el clima del planeta y afectando el ciclo de carbono. Esta hipótesis ahora tiene más fuerza porque científicos Comisión Geológica de Canadá (GSC) encontraron tres distintas capas de cenizas volantes de carbono en sedimentadas de las islas árticas canadienses, cuyas rocas se habrían formado en al norte del súper-continente Pangea, justo antes de la extinción del Pérmico-Jurásico. Los resultados de sus estudios fueron publicados ayer en Nature Geoscience.

Cuando el geoquímico Stephen Grasby y sus colaboradores del GSC analizaron estas rocas que se encontraban justo en las capas anteriores a las que corresponden al fin de la era Permiana, observaron que tenían partículas inusuales, las cuales eran similares a las encontradas actualmente cerca a las plantas de energía de carbón. Estas partículas llamadas cenosferas que contenían las cenizas volantes de carbono, sólo son producidas por la combustión de este elemento. Entonces, la erupción de las escaleras siberianas liberaron estas cenizas al ambiente debido al carbón fundido que había en el magma. Fue tal la magnitud de la erupción que se liberó más de un trillón de metros cúbicos de roca fundida.

Debido al tamaño y peso de estas cenosferas, que es similar al de las cenizas volcánicas, se pudieron elevar hasta 20Km de altura y a partir de ahí propagarse por todo el mundo. Además, estas cenosferas no estaban compuesto sólo de carbono, sino también de otros metales pesados tóxicos como el cromo y el arsénico. Así que cuando estas cenosferas precipitaron y cayeron a los océanos se cree que crearon un caldo sumamente tóxico que empezó a acabar prácticamente con toda la vida que ahí existía. Además, toda la materia orgánica que se empezó a descomponer empezó a capturar el oxígeno presente en los mares, bajando peligrosamente sus niveles, y comprometiendo a los pocos sobrevivientes que quedaban.

Sin dudas es un gran descubrimiento que ayuda a entender como pudo haber ocurrido uno de los más grandes misterios de la vida: la desaparición repentina, en tan corto tiempo —sólo 1 millón de años— de más del 90% de las especies marinas y 70% de las especies terrestres. Sin dudas, los más afectados fueron los que vivían en los mares ya que no había forma de escapar a la toxicidad de su ambiente. Si bien no es la palabra final en este misterio, si nos brinda una teoría bastante plausible.

Referencia:

Grasby, SE., et al. Nature Geoscience. DOI: doi:10.1038/ngeo1069 (2011)

Vía Science News.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, se respetuoso con tus comentarios y críticas. Cualquier comentario ofensivo será eliminado.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...