12 diciembre, 2010

Una oruga que puede silbar para disuadir a sus predadores

Oh!.. La evolución… esa fuerza que ha permitido el desarrollo de mecanismos de defensa tan exóticos, desde imitar a una serpiente venenosa, hasta camuflarse adquiriendo el color y la textura del entorno donde viven, sobre todo las orugas. Los mecanismos de defensa de la orugas han sido estudiados ampliamente encontrándose que la mayoría son del tipo visual.

silbidoSin embargo, un estudio publicado la semana pasada en la revista Journal of Experimental Biology nos muestra un nuevo mecanismo de defensa de las orugas a través del silbido. La oruga de la esfinge de la nuez (Amorpha juglandis) produce una serie de silbidos que varían de 40 a 2060 milisegundos. Los sonidos que emiten han sido categorizados de tres tipos: de banda ancha, silbidos puros y multiarmónico + banda ancha, con frecuencias de 15, 9 y 22 KHz, respectivamente.

Pero, ¿de dónde proviene el silbido?. Los investigadores liderados por Verónica L. Bura de la Universidad de Carleton (Canadá), determinaron de donde provenía el silbido, obstruyendo de manera selectiva cada uno de los espiráculos de la oruga, luego supervisando el flujo de aire en cada uno de ellos usando vibrómetro láser y grabando los movimientos que producen el sonido usando una cámara de alta velocidad. Las contracciones de los segmentos anteriores del cuerpo de la oruga eran los responsables de la producción del sonido a través del paso del aire por los espiráculos ligeramente más amplios del octavo segmento.

Para demostrar si en realidad el silbido era producido ante una amenaza y si este silbido disuadía sus depredadores, los investigadores primero amenazaron a la oruga con un pequeño instrumento metálico llamado fórceps y observaron que la oruga emitía el silbido (ver Video #1); luego usaron a un canario (Dendroica petechia), el cual depredador natural, y lo pusieron en una jaula junto a la oruga, el silbido lo hacía desistir en su intento por devorarlo (ver Video #2) saltando hacia atrás o huyendo de la fuente del sonido.

De esta manera queda demostrado otro mecanismo de defensa en las orugas, y no sería nada raro encontrar otros tipos de defensa más exóticos ya que la relación depredador-presa ejerce una presión evolutiva sumamente fuerte.

Referencias:

Bura, Veronica L., Rohwer, Vanya G., Martin, Paul R., Yack, Jayne E. 2011. Whistling in caterpillars (Amorpha juglandis, Bombycoidea): sound-producing mechanism and function. J Exp Biol214: 30-37 doi: 10.1242/jeb.046805

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, se respetuoso con tus comentarios y críticas. Cualquier comentario ofensivo será eliminado.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...