14 diciembre, 2010

El insomnio puede afectar la orientación en las abejas

Las abejas usan un pequeño baile para indicar a sus compañeras dónde se encuentra la fuente de alimento. El baile consiste en giros y vibraciones hacia una dirección específica – el ángulo entre el sol y la fuente de alimento –  y según la duración de la vibración, las otras abejas pueden calcular la distancia.

Entonces, este comportamiento ha sido aprovechado por investigadores de la Universidad de Texas, liderados por el Dr. Barrett Klein, para estudiar el efecto que tiene la privación del sueño en los insectos, algo muy poco entendido hasta ahora.

Las abejas, al vivir en un ambiente tan pequeño y sobrepoblado de seguro tendrán problemas de sueño, todas chocarán entre sí, empezarán a zumbar y se generará un bullicio en el cual nadie pueda dormir. Los depredadores y parásitos también pueden quitar el sueño, no sólo a las abejas, sino también a cualquier insecto. Además, la pérdida de poblaciones de abejas silvestres en los últimos años, ha alarmado a muchos científicos del mundo, por las posibles implicancias que puede tener en sobre la vida en el planeta. Klein cree que la privación del sueño en las abejas también podría contribuir al problema del colapso de colonias.

Klein et al. diseñaron un método para mantener despiertas a algunas abejas de una colonia, sin perturbar a las demás.  Para esto, los investigadores pusieron unos discos metálicos magnéticos en el lomo de 25 abejas que previamente habían sido entrenadas para usar una fuente de alimento artificial a un kilómetro de distancia de la colmena. Estos  Además, usaron como control otras 25 abejas – también entrenadas – a las cuales le pusieron unos discos de cobre (no magnéticos) sobre sus espaldas. Durante la noche, cuando las abejas están durmiendo, los científicos ponían sobre la colmena una serie de imanes montados en un carril llamado “insomniador”. Las pobres abejas que tenían los discos metálicos magnéticos no podían dormir.

Las abejas que no fueron privadas del sueño indicaban de manera correcta la ubicación de la fuente de alimento (ver video). Sin embargo, aquellas que no pudieron dormir, se ve claramente que no hacen bien la danza y dan información errada a sus compañeras. Aunque la distancia generalmente era la correcta, la dirección no lo era. Esto indicaría que determinar la dirección puede ser cognitiva o fisiológicamente más demandante que determinar la distancia.

Para el neurobiólogo Randolf Menzel, el efecto tal vez se deba a que las abejas usan los campos magnéticos de la Tierra para localizar la fuente de alimento, y al usar los discos magnéticos se está perturbando directamente la orientación de las abejas, provocando que las danzas sean erradas. Sin embargo, Klein está seguro que el magnetismo empleado no afectó a las abejas ya que al comparar las danzas de las abejas con los discos magnéticos y discos de cobre, no presentaban diferencia alguna si no usaban los imanes para privarlas del sueño.

Referencias:

Klein, B. A., Klein, A., Wray, M. K., Mueller, U. G. & Seeley, T. D.Proc. Natl Acad. Sci. [USA advance online publication] doi:10.1073/pnas1009439108 (2010).

Vía Nature News.

1 comentario:

  1. Hi


    My name is Becky Masters and I am doing some picture research for a New Zealand publishing company.

    I am trying to source a graphic of the bee waggle dance and I have seen one on this web page

    I am wondering if you have the contact so the copyright holder of this image?

    My deadline is nearing soon and would greatly appreciate a reply at your earliest convenience

    Kind regards


    Becky

    beckymasters@gmail.com

    ResponderEliminar

Por favor, se respetuoso con tus comentarios y críticas. Cualquier comentario ofensivo será eliminado.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...