21 diciembre, 2010

El error humano podría ser la principal causa de contaminación con transgénicos

Hay mucho debate si en realidad las plantas transgénicas podrían contaminar a sus contraparte silvestres o naturales. La verdad es que no existe ninguna barrera biológica que evite que el polen de una planta transgénica pueda fertilizar a una planta de la misma especie, pero natural. Por esta razón, se han establecido distancias que permitan reducir las probabilidades de flujo génico entre una y otra. Las formas de contaminación a través del polen se puede dar gracias al viento o a insectos polinizadores, en ambos casos, las probabilidades son bajas.

Pero, si un cultivo transgénico está diseñado para combatir a los insectos, ¿por qué no afecta a los polinizadores?. Lo que pasa es que una planta transgénica resistente a insectos como el algodón Bt, sólo mata a aquellos insectos que son perjudiciales para ella, como aquellos que se las comen, pero no afectan a otros insectos como las abejas que no les causan daño alguno, y que sin querer queriendo transportan el polen de una planta a otra. Por esta razón es que las abejas pueden transportar el polen de una planta transgénica a una silvestre, y más aún si ésta se encuentra a una distancia relativamente corta.

Heuberger et al. de la Universidad de Arizona midieron el flujo de genes en 15 terrenos de cultivo de algodón Bt y los resultados fueron publicados en la revista PLoS ONE. Una buena nota sobre la investigación fue publicado la semana pasada en SciDev, así que citaré los párrafos que resumen el estudio mencionado…

Los investigadores encontraron que la transmisión de genes por el polen de abejas era poco frecuente. Menos del uno por ciento de las semillas de plantas corrientes de algodón contenían genes de algodón BT transmitidos por esta vía.

En cambio, la selección descuidada de semillas llevó a que en algunos de los sacos destinados a predios de plantas no modificadas se encontrara hasta un 20 por ciento de semillas GM. Uno de los predios de plantas ordinarias resultó con un gran número de transgénicas debido a error humano al momento de plantar.

Es más que evidente que en este caso, el responsable del flujo génico de los cultivos transgénicos a los cultivos ordinarios es el error humano. Sin embargo, aquí no debemos echarle la culpa a los agricultores, ya que ellos sólo compran las semillas a una empresa, quien deber ser la que garantice que todas ellas son o no transgénicas, según lo que uno ha comprado. Los agricultores no cuentan con un laboratorio para analizar una muestra representativa de sus semillas y verificar la calidad de las mismas, esto corre por cuenta de las empresas distribuidoras de semillas. Pero, les aseguro que muchas empresas no lo hacen.

Tal vez esta podría ser una de las explicaciones de por qué se encontraron transgénicos en las semillas de maíz cosechadas de la provincia de Barranca (Lima, Perú) en el 2007. Si bien este año, la autoridad competente —el INIA— no encontró los eventos transgénicos antes mencionados, aunque si la presencia del promotor 35S en algunas muestras (16 de 127), esto no descarta que los campos de cultivo de maíz puedan estar contaminados.

Muchas empresas avícolas importan maíz para alimentar a sus animales. El maíz es importado principalmente de Argentina (51%) y EEUU (39%) donde casi todos sus cultivares son transgénicos. Entonces, el maíz que se importa muy probablemente sea transgénico. Es más, en el estudio realizado este año por el INIA, de las 8 muestras de granos provenientes de los centros de acopio de las empresas avícolas, 7 fueron transgénicas. Si este maíz llega a manos de los agricultores, ellos lo podrían usar como semillas, sin darse cuenta que esta cultivando transgénicos. Así que la presencia de cultivos transgénicos en los valles peruanos no sería una idea tan descabellada.

Así que, si queremos evitar la contaminación con cultivos transgénicos nuestros cultivos tradicionales, se debe implementar un mecanismo de regulación que permita controlar la pureza de las semillas usadas por los agricultores, exigiendo a las empresas importadoras y distribuidoras de semillas que cumplan con estos requisitos y garanticen un producto de calidad. Ya que si un agricultor opta por los transgénicos, el 100% de las semillas que les vendan deben ser transgénicas, y uno que opta por las semillas tradicionales, no debe tener porcentaje alguno de transgénico.

Artículo en PLoS:

Heuberger S, Ellers-Kirk C, Tabashnik BE, Carrière Y (2010) Pollen- and Seed-Mediated Transgene Flow in Commercial Cotton Seed Production Fields. PLoS ONE 5(11): e14128. doi:10.1371/journal.pone.0014128.

Artículo en SciDev: http://ir.pe/3m55

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, se respetuoso con tus comentarios y críticas. Cualquier comentario ofensivo será eliminado.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...