24 marzo, 2010

Geoingeniería… una solución al calentamiento global?

La geoingeniería, a veces referida como “Ingeniería Planetaria”, es una rama de la ingeniería que aplica los avances científicos y tecnológicos con el propósito de influenciar las propiedades de un planeta, en otras palabras, “tomar el control del planeta”. Mediante esta disciplina podríamos revertir el calentamiento global sin la necesidad de reducir nuestras emisiones de CO2. Se ve bastante prometedor no?, pero, muchas de las técnicas que se sugieren aplicar, tienen un efecto no previsto en otros sectores o presentan serios problemas técnicos.

Lo que plantea la geoingeniería se aprecia mejor en el siguiente gráfico:

[Click para agrandar]

En 1991, el volcán Pinatubo hizo erupción y rápidamente las cenizas que expulsó bloquearon la radiación solar reduciendo la temperatura global en 0.5°C al siguiente año. Entonces, la geoingeniería se basa en este principio, depositar partículas de composición química similar a las cenizas expulsadas por los volcanes (como sulfuros) en la estratósfera, para que de esta manera la radiación solar sea bloqueada. Otros más radicales y que se fumaron su “troncho” barato piensan en poner gigantescos reflectores solares en órbita, de esta manera aumentar el albedo de la tierra. Pero, el problema no es el exceso o falta de radiación, sino que esta queda atrapada calentando el planeta. Además, la radiación solar es de vital importancia para muchos sistemas biológicos que requieren determinados niveles de energía solar y han evolucionado de tal manera que un cambio en esto podría llevarlos a la extinción al no poder adaptarse de un día para otro.

Las nubes también son unos importantes reflectores de la radiación solar con un albedo del 78% (nubes brillantes). La idea sería sembrar nubes, pero no podremos controlar su ubicación ya que esta depende de la dinámica de los vientos, además, las están formadas principalmente por vapor de agua, otro gas de efecto invernadero muy potente.

Entonces descartamos los sistemas que pretenden reflejar o bloquear la radiación solar, ahora no enfocaremos en capturar el CO2, gas que muchos científicos consideran como el principal contribuidor del calentamiento global, aunque las pruebas aún no son concluyentes. Una de las principales estrategias pensadas es la fertilización de los océanos con hierro, esto para promover el aumento del fitoplancton, quienes usan la fotosíntesis para producir sus nutrientes captando el CO2 del ambiente. Pero vimos que esta estrategia podría tener graves consecuencias ecológicas ya que, una de las diatomeas que forma parte del fitoplancton, tiene la capacidad de producir ácido domoico, una potente neurotoxina que podría afectar la vida de muchos animales marinos, provocando un desequilibrio ecológico al romper las cadenas tróficas.

Otra estrategia que se propone es bombear el CO2 del ambiente de forma líquida al fondo del mar o a los pozos de petróleo ya explotados. Pero, cuanta energía se requiere para bombear miles de litro a cientos de metros bajo el mar o la tierra? y de donde saldría esta energía? Creo yo que si seguimos con nuestra fuente de energía actual, el petróleo y derivados, se producirá más CO2 en el proceso de bombeo del que se está bombeando. La energía solar o eólica no son muy eficientes, debido a sus bajos rendimientos (solo un pequeñísimo porcentaje de energía solar que llega a un panel es transformado en energía eléctrica), tal vez la solución sea la energía nuclear.

Una solución más viable pueden ser los cultivos genéticamente modificados, diseñados para captar la mayor cantidad de CO2 posible y derivarlo a la producción de frutos más grandes, tallos más altos y otras características que mejores el rendimiento de los cultivos. Pero, serán pocos los cultivos que serán diseñados con estas propiedades (unas pocas especies) generando terrenos extensos de monocultivos, desplazando a los cultivos nativos de gran diversidad genética y volviéndose vulnerables al desarrollo de plagas y enfermedades resistentes a los cultivos genéticamente modificados que podría llegar a diezmarlos.

En mi opinión, la geoingeniería no es la mejor solución para contrarrestar el calentamiento global, muchas de sus estrategias tienen consecuencias inesperadas en los ecosistemas, los sistemas biológicos, la sociedad, etc. Son buenos para solucionar problemas puntuales, pero recordemos que en nuestro planeta todo está interconectado, lo que hagamos en un punto afectará lo que pase en otro punto al otro lado del mundo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, se respetuoso con tus comentarios y críticas. Cualquier comentario ofensivo será eliminado.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...