25 diciembre, 2009

Reflexión navideña

Hoy, como todos los años, fui obligado a ir a la misa de noche buena. Bueno, no tenía escapatoria, así que me pregunté que podría hacer para no aburrirme en esos 60 minutos –y un poco más en algunos casos. Lo primero que se me vino a la mente fue: “Ya sé, imprimiré un paper y lo leeré durante la misa”, lamentablemente mi impresora sufrió unos problemas técnicos, creo que el destino conspiraba para que preste atención a la misa, así que me dije: “Y si reflexiono acerca del significado de esta fecha?” Eso sería lo mejor.

Entré a la capilla, la misa aún no había empezado, el cura, fiel a su estilo, se hizo esperar…

Navidad, fecha en que los católicos celebran el nacimiento del hijo de dios, el mesías, el ungido, el que viene a salvar al mundo del pecado. Nació un día como hoy hace unos 2009 años (¿?) Pero realmente nació un 25 de diciembre? A ciencia cierta no se sabe exactamente el día de su nacimiento, tal vez la fecha de 25 de diciembre se le puso en base a celebraciones paganas que se habían realizado por miles de años, el solsticio de invierno.

Transcurría la misa con total normalidad hasta que llegó al hora de dar la limosna, o en otras palabras “la chancha para pagarle al cura”…

Cuando uno es niño espera con mucha ilusión esta fecha. Es muy bonito sentir ese espíritu navillístico, salir con tus amigos a comprar cuetes, avellanas, mama ratas y las infaltables chispitas o, técnicamente llamadas, luces de bengala. Luego, esperar hasta las doce para abrir los regalos. Armar el nacimiento con todos los animales posibles, a mí me gustaba los nacimientos megadiversos (más de 14 especies de mamíferos, 8 de aves, 2 de anfibios, 3 de reptiles y 5 de peces) y adornarlos con musgo fresco de diferentes zonas, para darle una mayor diversidad genética. Cuando uno se hace más grande, empieza a perder ese espíritu navideño; aunque nunca se pierde la emoción de recibir regalos. Lo explicaré mejor en un diagrama.

Gráfico1

Luego, el cura empezó a decirnos toda la genealogía de Jesús, comenzando desde Abraham, pasando por David, Salomón, Jacob, José (en total fueron 52 los antecesores de Jesús)…

Pero, quien fue realmente Jesús? Se dice que nació de una mujer virgen, algo que no me cabe en la cabeza, mi pensamiento agnóstico no me permite creer en eso. Pero, acaso importa la forma como nació? Yo creo que lo más importante son las cosas que pudo haber hecho, que ha servido de ejemplo para tanta gente, aún en nuestros días. Pero, también recordemos que fue una persona de carne y hueso igual que nosotros, una persona muy culta, nada que fue hijo de un humilde carpintero. Jesús es descendiente directo del linaje del rey David, una de las familias más importantes de ese entonces; así que debe haber tenido una muy buena educación; y gracias a esta, tuvo una gran facilidad para hablar y mover a las masas. Jesús se sabía muy bien todo lo que decían las profecías acerca de la llegada del mesías, y tal vez pudo aprovechar de todo este conocimiento para hacer todo lo que los profetas habían dicho para que él sea considerado como tal.

“Seńor, Tú le dijiste a tus Apostoles: Mi paz os dejo, mi paz os doy…” viene el momento en el que uno piensa a quien dar primero la paz, al de la derecha o al de la izquierda?…

Entonces, que significado debe tener la navidad? Simplemente pasar un buen momento junto a la familia, ya sea cenando un delicioso pavo, pollo a la brasa, lechón, panetón, chocolate caliente o cualquier cosa que llegue a la mesa; si hay la posibilidad, hacer un intercambio de regalos, como las clásicas agendas del 2010. No importa si creas o no en Jesús o en dios, para pasar un buen momento con la familia, eso es lo menos importante. Otro significado de la navidad es la falta de interés con cuidar nuestro ambiente, así que contribuyamos con el calentamiento global, llenemos nuestro cielo de gases de efecto invernadero gracias a las toneladas de pólvora y otros químicos que quemaremos mediante los fuegos artificiales.

Llegó la hora de comulgar, la cola se hace interminable, como era de esperarse. A pesar que mucha gente piense lo contrario, las ostias son bien ricas, más aún sopeadas en vino Ocucaje…

Bueno, para terminar con esta pequeña reflexión, ya que casi son las 12. Que tengan un buen provecho, cuiden su hígado y estómago que comer algo tan pesado a esta horas de la noche puede ser malo para la salud; que la pasen bonito, que les gusten los regalos y que no se les incendie la casa por tanto cuete y tantas luces recalentadas. Son mis sinceros deseos. Ya, bueno… Feliz Navidad.

phylogenetic-tree-big

Etiquetas de Technorati:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, se respetuoso con tus comentarios y críticas. Cualquier comentario ofensivo será eliminado.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...