18 agosto, 2009

Plantas asesinas

Cuando hablamos de plantas carnívoras, a muchos se nos viene a la mente el juego de Mario Bross, donde unas plantas rojas con grandes hocicos engullen al pobre enano barbón cuando salen de los tubos de desagüe. Cuando era muy chico, pensaba que las plantas carnívoras eran tan grandes que podían llegar a comer a un hombre y que tenían la capacidad de desplazarse de un lugar a otro; por no decir que podían caminar. Pero a medida que crecía descubrí que esto no era cierto. Si bien existían las plantas carnívoras, estas sólo devoraban pequeños insectos que caían en sus pegajosas trampas o mosquitos que eran engañados por sus putrefactos aromas.

Entre las plantas carnívoras más conocidas tenemos a las Droseras y la Venus atrapa moscas. La primera, atrapa a sus víctimas usando néctares pegajosos; mientras que la segunda parece una trampa en diente con un sofisticado sistema de cierre automático. Hasta ahora no había visto antes una planta carnívora que comiera carne de verdad. Esta planta carnívora gigante, descubierta en el centro de Filipinas, es capaz de engullir a un pequeño roedor.

Nepenthes truncata, es el nombre científico de esta asesina de roedores.

Actualmente, estas plantas han sido de gran utilidad para los ecólogos, quienes han descubierto que dentro de ellas existe un ecosistema completo, con su propia cadena trófica y relaciones inter e intraespecíficas. En sus hojas tubulares se almacena agua donde existen una serie de bacterias, plancton y algunos invertebrados que se relacionan entre sí de manera simbiótica, beneficiándose unos a otros. Las bacterias degradan los desechos de los infortunados insectos que cayeron en la trampa, sus desechos son asimilados y metabolizados por el plancton que sirve de alimento para algunos invertebrados (nemátodos, protozoarios, etc), que sirven como carnada para insectos más grandes que caen en esta pequeña piscina orgánica y ya no pueden salir, luego la planta libera algunas enzimas para digerir y asimilar los nutrientes producidos para poder sobrevivir, ya que los suelos donde viven, generalmente, son muy pobres en nutrientes. En otras palabras, los ecólogos pueden modelar el mundo en un pequeño vaso de vidrio.

Estas plantas también pueden ser usadas como modelos para estudiar la dinámica de los ecosistemas. También las plantas carnívoras han servido para monitorear el estado de las ciénagas y bosques en diferentes parques naturales como el de Cape Breton Highlands, en Canadá. Estas plantas lo que hacen es colectar el agua que cae con las lluvias en sus hojas en forma de tubos y luego alimentarse de insectos para poder sobrevivir a suelos extremadamente pobres. Estas características las hacen muy sensibles a la contaminación atmosférica y cambio climático.

Si te gustan estas fantásticas plantas aquí hay una galería de imágenes.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, se respetuoso con tus comentarios y críticas. Cualquier comentario ofensivo será eliminado.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...