29 junio, 2009

Ciencia 2.0 y el periodismo científico

Como se ha ido transformando la divulgación científica en los últimos años?, desde las revistas científicas bimensuales, mensuales y semanales hasta los canales de noticias, feeds, redes sociales y blogs; todo esto gracias a la Internet y la Web 2.0.

ResearchBlogging.orgEn las conferencias científicas, se ha hecho muy común que los asistentes carguen consigo sus laptops, mini notebooks, PDAs, cámaras digitales y celulares multimedia. Mientras se va dando la conferencia uno puede estar comentando, criticando y opinando, en tiempo real, con otros asistentes mediante el Twitter. No sólo entre los asistentes se lleva a cabo esta conversación virtual, también lo pueden hacer personas que se encuentran lejos del auditorio, en sus casas o trabajos, o en la cama en medio de la noche al otro lado del mundo, siguiendo en vivo y en directo la conferencia mediante el Twitter o el FriendFeed (muy popular entre los biólogos).

Durante la conferencia, muchos postean en sus blogs lo que viene diciendo el expositor, acompañando con fotos de las diapositivas, tomadas gracias a sus cámaras digitales o celulares multimedia. Sin querer queriendo se está llevando a cabo una cobertura virtual del evento, con comentaristas y todo. La información obtenida de la conferencia es muy completa, tanto así que se puede publicar una artículo científico con ella, tal como lo hizo N. Saunders et. al (PLoS Comp. Biol. 5, e1000263;2009), que obtuvo toda la información desde el Friendfeed y blogs de otros científicos presentes en la conferencia. Las ventajas que trae esta cobertura virtual es que personas que no tengan acceso a estas conferencias, debido a que no pueden viajar o no tienen dinero para inscribirse o las vacantes ya se han agotado, la pueden seguir desde la comodidad de sus casas. Genetic Future es otro de los blogs que ha hecho una cobertura de la Reunión Anual de la Biología de los Genomas en Cold Spring, a pedido de sus lectores.

Pero hay muchos científicos que ven a la Web 2.0 como una amenaza. Entre los investigadores también existe mucha competencia, y cuando alguno da los avances de su trabajo de investigación en una conferencia, rápidamente otros científicos toman fotos de sus cuadros y resultados aún no publicados. Los descubrimientos salen a la luz a través de las redes sociales y los blogs antes de ser publicados en una revista científica. Pero también hay reporteros y bloggers que piden autorización a los autores para poder difundir los avances de su trabajos.

Los blogs, además, crean nuevos tópicos de discusión, ayudan a que el conocimiento científico y la crítica científica se fortalezcan, esto debido a que un artículo puede estar publicado en una prestigiosa revista científica tras haber pasado todo el proceso de revisión, pero esto no impedirá a que otros científicos expertos en el tema hagan sus comentarios y críticas al trabajo de investigación. Gracias a todo esto el periodismo científico mejora.

Comentamos hace algunas semanas una artículo sobre la decadencia del periodismo científico. Lo que pasa es que los periodistas no tienen una buena base científica para poder entender y criticar un artículo científico, solamente se basan y escriben lo que un científico dice o lo que el comunicado de prensa de una institución dice. A los periodistas, en su formación profesional se les enseña a tener una posición crítica sobre un determinado tema, pero si no saben de que está hablando el científico no podrán hacerlo. Se está proponiendo que los periodistas científicos puedan tener acceso a los comentarios y críticas de los pares anónimos que revisan los artículos científicos antes de publicarlos (peer-revierwers), de esta manera podrán tener una mejor posición más crítica ante una nota científica, tal como lo hace Biology Direct.

Pero más fácil que hacer todo esto es que sean los mismos investigadores y especialistas en determinados temas los que la hagan de periodistas científicos. Yo cómo biólogo puedo tener una posición crítica hacia un determinado tema, sobre todo, en áreas en las cuales tengo un buen conocimiento gracias a mi formación profesional, pero al escribir un blog científico, también debo tener una postura crítica hacia temas que menos domino como la biomédica, astronomía, física de partículas, etc. Lo que puedo hacer es buscar a los especialistas en estos temas, a través de sus blogs o redes sociales, y ver sus opiniones y comentarios acerca de los artículos publicados en temas que ellos dominan, de esta manera, enriquezco mi conocimiento, creo una postura crítica y puedo ofrecer un análisis significativo de estos temas que menos domino.

Pero por qué es tan difícil ser un periodista científico? Nosotros tenemos en nuestro medio, renombrados periodistas políticos y deportivos, capaces de analizar, criticar y generar una opinión pública en esos temas. Los periodistas políticos tienen un gran poder en el gobierno de un país, pueden influir enormemente en las elecciones presidenciales y pueden generar un desprecio o aceptación hacia un determinado político, pero por qué no pasa lo mismo en la ciencia? Tal vez sea porque a los científicos se les ve como "seres todopoderosos" incapaces de equivocarse y los únicos con un conocimiento tan grande que les permite explicar todos las cosas que pasan en el universo. Si los periodistas no tomaran lo que dice un científico como "la última palabra" y pudieran refutar y criticar sus investigaciones, tendrían un gran poder sobre el desarrollo científico de un país, ejercerían una presión en las fundaciones que otorgan dinero para financiar las investigaciones y veríamos una población más conciente de los avances de la ciencia y tecnología.

El mundo ha tenido buen periodismo científico en las décadas pasadas. H. G. Wells -el autor de la Guerra de los Mundos- fue uno de los primeros periodistas científicos, el decía que era necesario que existan escritores que traduzcan lo que los científicos dicen usando una narrativa sin ficción como en las obras de Poe ("Los crímenes de la calle Morgue") y Doyle ("Sherlock Holmes") (Nature 50, 300-301; 1894.) Entre 1930 y 1940, los periodistas científicos se encargaron de persuadir al público para que acepten que la ciencia es la salvación de la sociedad mostrando que las maravillas de la ciencia y tecnología guiarán a la civilización hacia el ideal. En 1934 nació la Asociación Nacional de Escritores Científicos (NASW) donde los periodistas científicos se convirtieron en profesionales como cualquier otro periodista. William Laurence se convirtió en el único periodista autorizado en informar a la sociedad todo lo concerniente al proyecto Manhattan quienes estaban desarrollando la primera bomba atómica que después caería en Nagasaki e Hiroshima, así como comunicar los efectos nocivos de la radiación sobre las personas que vivían cerca de las áreas siniestradas. En los 70's los periodistas científicos hablaban acerca de los potenciales efectos adversos de la tecnología, tras la explosión del reactor nuclear de Three Mile Island en Pennsylvania. Ahora estamos en una era digital donde el periodismo científico ha perdido protagonismo, dando libertad a los periodistas a publicar cualquier cosa, muchas veces sin una base científica, todo en busca del impresionismo, lo que dificulta discernir entre la buena y mala información científica.

Science Jornalism

Saunders, N., Beltrão, P., Jensen, L., Jurczak, D., Krause, R., Kuhn, M., & Wu, S. (2009). Microblogging the ISMB: A New Approach to Conference Reporting PLoS Computational Biology, 5 (1) DOI: 10.1371/journal.pcbi.1000263

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, se respetuoso con tus comentarios y críticas. Cualquier comentario ofensivo será eliminado.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...