09 septiembre, 2008

Eres infiel?, es culpa del alelo 334"

La infidelidad masculina siempre ha sido un tema de actualidad. En toda la historia han habido los hombres correctos, fieles, y los no tan correctos, los traicioneros. Finalmente, gracias a nuevos avances en investigación genómica humana, se ha podido dar con el responsable de tal comportamiento tentador, el de engañar a tu pareja, el alelo 334.

Según un estudio del Instituto Karolinska de Estocolmo, la culpa de los “cuernos” la tiene el alelo 334, que gestiona la vasopresina, una hormona que se produce naturalmente, por ejemplo, con los orgasmos. Por eso los hombres dotados de esa variante del gen pueden ser peligrosos para una relación estable, a pesar que algunos ya lo sabían por experiencia, ahora se podría determinar esa propensión en un resultado de laboratorio.

El principal descubrimiento es que "es la primera vez que se asocia la variante de un gen específico con la manera en que los hombres se comprometen con sus parejas", dijo uno de los responsables de la investigación, Hasse Walum, del Departamento de Epidemiología Médica y Bioestadística del Karolinska.

El estudio se llevó a cabo durante cinco años con parejas heterosexuales que confesaron si se sentían felices, cómo era su convivencia, si reían o besaban a menudo y sobre el futuro de su relación. El resultado fue que los hombres con el alelo 334 (dos de cada cinco en este estudio) afirmaron tener lazos menos fuertes con sus esposas y, además, sus esposas reconocieron que se sentían menos satisfechas con sus cónyuges que las que se casaron con hombres sin esta variante genética. Se da la circunstancia de que los hombres con dos copias del alelo 334 han tenido en su vida más crisis de pareja y sus esposas afirmaron que están más insatisfechas.

Lo que demuestra el trabajo es que el alelo 334 está relacionado con los hombres que tienen problemas de convivencia en el matrimonio, porque son más propensos a mantener conflictos y a divorciarse. “Los hombres con dos copias del gen tienen el doble de riesgo de experimentar conflictos en la relación y divorciarse en comparación con los hombres sin ninguna copia”, constata Wallum, quien también precisa que la satisfacción de las mujeres con su cónyuge está en relación con este gen. “Las casadas con hombres con una o dos copias del gen muestran un promedio de satisfacción más bajo en relación con las mujeres unidas a varones que carecen de esta variante”, señala el investigador.

La investigación sobre la promiscuidad masculina comenzó con un estudio sobre el comportamiento de los ratones de campo machos, que son monógamos según sea la recepción de la vasopresina en su cerebro. Este hallazgo, más allá de excusar a los hombres infieles, se prevee que servirá en un futuro para ayudar en la investigación de patologías caracterizadas por presentar dificultades en las relaciones sociales como el autismo o la fobia social, ha indicado el investigador.

¿Llegará el día en que las mujeres exijan a sus hombres un examen para confirmar si tienen o no la variante del gen como requisito para alguna formalización sentimental? Sin duda, todos estaremos expectantes a cualquier novedad. Si ya se sabe una razón para la infidelidad masculina, ¿qué otro comportamiento serán capaces de promover o inhibir nuestros genes?

1 comentario:

  1. El articulo esta interesante...pero...tampoco echen la culpa a los genes de sus infidelidades!jaja si ese gen tiene la culpa entonces si sera necesario hacerles un examne a todos los hombres jajaja
    cuidense los infieles!!!!

    MUJERES AL PODER

    ResponderEliminar

Por favor, se respetuoso con tus comentarios y críticas. Cualquier comentario ofensivo será eliminado.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...