02 noviembre, 2007

Las Flatulencias

" . . . Están Juan y María viendo una película en el cine, en Excelsior para ser más exactos, y de pronto Juan pregunta a María:
- Amor hay alguien a tu lado?
- No mi amor, no hay nadie - Responde María.
- Y delante tuyo, hay alguien? - Pregunta nuevamente Juan.
- No mi amor, nadiess. - Respondió María con una voz más sensual aún, esperando que Juan de el siguiente paso.
- Amor - preguntó Juan - y detrás tuyo hay alguien?
- No mi amor, estamos solos tu y yo - María estaba con todas las hormonas subidas, para lo que Juan responde:
- Entonces fuiste TU la que se tiró el pedo desgraciada¡¡¡¡ . . . "

Lo que ocurrió es algo normal que, según estudios realizados por el Centro de Investigaciones de BioUnalm (CIB), ocurre unas 13.6±6 veces por día en una persona normal, eliminando entre 200 y 2000ml de gas por día con una media de 600ml/d, esto quiere decir que todos se meten su pedito de vez en cuando, hasta Valeria Mazza, Angelina Jolie y Maju Mantilla no se libran de estas estadísticas.

Se denomina 'meteorismo', flatulencia o flato a la mezcla de gases que se expulsa por el ano con un sonido y olor característicos, aunque pueden variar según las zonas geográficas, el estado de ánimo y el tipo de comida ingerida. Los volúmenes de gas encontrados en el tracto digestivo de sujetos normales resultaron ser muy similares y siempre alrededor de 100 ml.

La flatulencia está compuesta principalmente por nitrógeno, y no por metano, como cree la mayoría. De hecho, algunas pruebas sugieren que dos de cada tres personas no expulsan metano en sus flatulencias. El metano es producido por bacterias que se encuentran en el interior de la apertura anal a partir del CO2 y H2, que son productos de la fermentación, y no por degradación de los alimentos. El metano y el hidrógeno son inflamables (aunque debería ser flamables, ya que INflamables debería significar "no flamea" el prefijo "in" es de negación), por lo que algunas flatulencias son susceptibles de prenderse.

Como te das cuenta si eres de las personas que tienen flatulencias de metano?, la respuesta es muy curiosa e interesante, basta con ver las heces en el inodoro, si estas flotan es porque eres un productor de metano.

La mayoría de las veces, la ventosidad expelida suele tener un olor desagradable debido al ácido butírico (olor a mantequilla rancia) y a compuestos del azufre, como el sulfuro de hidrógeno (olor a huevos podridos) y el disulfuro de carbono, todos ellos producto de la ruptura de las proteínas y de las fermentaciones acido mixtas de las bacterias del colon. Los flatos también contienen partículas aerosolizadas de excrementos, aunque en cantidades minúsculas.

Los gases del tracto digestivo provienen de ingestión de aire, difusión desde la circulación, acción o interacción de las secreciones digestivas y fermentación intestinal. Como ha sido demostrado exhaustivamente, a partir de los trabajos pioneros del famoso investigador Magendie en el siglo pasado, se ingiere aire con la saliva y los alimentos, especialmente con alimentos líquidos. En esta forma, ingresan al tracto digestivo los gases que componen el aire atmosférico y que son N2 (en proporción de casi 80%), O2 (en proporción de casi 20%), CO2, etc.

El aire ingerido que llega a la cámara de aire del estómago tiene CO2 a tensiones parciales muy inferiores a las que tiene el mismo gas en la sangre venosa, y, por ello, de acuerdo con las leyes de difusión de los gases, CO2 difunde desde la circulación hacia el lumen gástrico hasta que las tensiones parciales se equilibran. Igualmente, es muy probable que N2 difunda desde la circulación hacia el lumen del colon, cuando la tensión parcial de ese gas en el lumen disminuye parcialmente al aumentar la de otros gases que, como el CO2, H2 y CH4, se producen por la acción fermentativa de las bacterias colónicas.

Los gases que llegan al tracto gastrointestinal o que se producen en él pueden salir o ser eliminados mediante diversos mecanismos:
  • Expulsión en forma de eructos, cuya composición es la misma que la del aire ingerido al cual se agrega CO2 proveniente, como ya se ha dicho, de difusión desde la circulación y de la acción del HCl del jugo gástrico sobre los bicarbonatos de otras secreciones digestivas.
  • Difusión hacia la circulación, como ocurre con el CO2, el H2 y el CH4, gracias a su alto índice de difusión.
  • Consumo por bacterias intestinales. El O2 ingerido con el aire es utilizado en mayor o menor grado por la flora bacteriana intestinal, especialmente durante su pasaje a través del colon, originándose así el ambiente anaeróbico característico de este órgano.
  • Expulsión por vía rectal. Los gases así expulsados pueden tener diferentes concentraciones de N2, O2, CO2, H2, CH4, etc.
Los sonidos comúnmente asociados con la flatulencia se producen por la vibración de la apertura anal tal como lo hace un globo que se desinfla. El sonido varía dependiendo de lo contraído que se encuentre el músculo del esfinter (en otras palabras cuanto lo estas reteniendo, OJO no es recomendable estrangularlo dentro del cuerpo y cerrarle todas las rutas de escape, cuanto más lo retengas con mayor violencia saldrá) y la velocidad a la que se expulsa el gas (si lo dejas fluir sonará menos que si le obligas y fuerza a hacerlo), así como otros factores como la humedad (a HR>93% ha alcanzado hasta 25 decibeles hasta provocando un Efecto Doppler) y la grasa corporal. En el CIB determinamos que la intensidad del sonido también es indirectamente proporcional a la bulla de un determinado lugar, por ejemplo, más fuerte será un pedito en una iglesia que en un estadio.

El flato llega al ano siguiendo los mismos movimientos peristálticos que las heces, produciendo sensaciones similares de urgencia e incomodidad. Las terminaciones nerviosas en el recto aprenden a distinguir entre flatos y heces, aunque las deposiciones demasiado fluidas, como las diarreas, pueden llegar a confundir estos nervios, saliendo los llamados "flatos jugosos".

Existen, según las regiones geográficas, diferenciaciones y sinónimos para distinguir a los pedos. En la zona mediterranea se diferencian los petorros (pedos ruidosos pero inodoros, esos q suenan como un trueno pero no huelen a nada más que ha jazmines), de las bufas (pedos insonoros y de larga duración, de los que nadie sabe quien fue pero huelen, como dice aquella canción "la flor de retama", al pólvora y dinamita) y las perfas (pedos ruidosos y de olor desagradable y duradero, de esos que salen en las noches antesd e dormirte, que producen un sabaneo y una vibración del cubrecama), entre otros. En las Islas Canarias se denomina bufo o gufo, al pedo que no produce emisión sonora, pero sí efectos de fetidez notables (que es equivalente al "pedo cebado" o "pedo con silenciador"). En algunas zonas además se le denomina como "peo ninja", debido a que al igual que este es silencioso, pero oloroso.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, se respetuoso con tus comentarios y críticas. Cualquier comentario ofensivo será eliminado.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...