23 septiembre, 2007

... y tú que dices?

A continuación colocamos el artículo escrito por el columnista Alonso Alegría, del diario Perú 21, publicado el pasado 16 de setiembre y su posterior artículo escrito hoy domingo 23 de setiembre en respuesta a las reacciones que produjo la columna previa.

¿En peligro el pavipollo de pico verde? ¡Que se muera!

Me tiene sin cuidado la extinción del pavipollo lacustre de pico verde, del cocodrilo enano de tres lagrimales, del cachalote con dientes de leche o de cualquier otra especialísima especie peruana o extranjera. Jamás he movido un dedo por ninguna causa ecológica, salvo aquellas que afectan a los seres humanos -la conservación del agua, las playas, los bosques, esas cosas-.

Me parece el colmo del sentimentalismo y de la necedad que proyectos humanos que le mejorarían la vida a miles de personas sean detenidos en aras de la ecología animal. Lo que voy a contar ha pasado en los Estados Unidos. Unos ecologistas descubrieron que represar cierto río causaría la extinción de cierto camaroncito no comestible. Se pusieron en pie de lucha, movilizaron a muchos y lograron armar tal escándalo que detuvieron la construcción de la represa. Hoy ese río sigue desbordándose y causando destrozos y los camaroncitos siguen reproduciéndose felices. De estas historias hay miles. Y hay peores.

Me desespera ver a las causas ecológicas compitiendo con las humanas. Millonarios europeos sopesan si deben destinar su dinero a la salvación de los niños africanos o de las foquitas polares. Plantearse esta alternativa es un asco. Con frecuencia tales bienpensantes prefieren a las foquitas blancas, esos indefensos peluchitos de ojazos negros tan lindos y tan dulces, pobrecitos. Otros comparten su dinero entre niños y focas, que es una barbaridad aún mayor. El bienestar de las focas ¿no debería esperar hasta que todos los niños estuvieran alimentados?

Aquellos que dedican sus vidas a la salvación del pavipollo de pico verde y lo salvan, ¿se preguntan qué es lo que han hecho por la humanidad? No lo creo, porque luchar por la preservación de alguna especie es un gusto personal, una afición como la filatelia que ha logrado posicionarse como causa moral. Quien no sale en defensa del cocodrilo enano de triple lacrimal es un retrógrado imperdonable. ¿Qué pasa si ese cocodrilo se extingue? Lo mismo que pasó cuando, alrededor de 1650, se fue para siempre el pájaro dodo: nada. Fue incluido por Lewis Carroll en Alicia en el país de las maravillas y en condición de personaje fantástico vive más y mejor que nunca. Y ahora crucifíquenme, amigos ecologistas, pero solo si ya han suspendido sus actividades para ayudar a los damnificados del Sur.

Que vivan los animales y los humanos mueran

Seis lectores me han escrito sobre mi artículo anterior, en el que señalaba cómo los preservadores de inútiles especies han logrado posicionar su afición como postura moral, haciendo virtud inatacable de su amor por cualquier animalito y trasgresión criminal cualquier preferencia por los seres humanos, en especial los damnificados del sur.

Lo terrible es ver cómo su amor se apoya en cierto secreto odio por los humanos, con este escribidor convertido en su cabeza de turco. Yo pensé que los ecologistas eran gente más bien bucólica, dulce como un atardecer, generosa como la misma naturaleza. Pero no, Dios mío. ¡Qué odio el que sienten! Uno muy suelto sugiere que soy un psicópata, ya que aquellos "muestran crueldad física con animales y/o personas". Otro me quiere eliminar: "Gente como usted no debería existir, ¡qué malvado decir eso en contra de un animal, que es un ser viviente!". Y, claro, no soy un ser viviente que tenga derecho a existir. Un caritativo desea mi extinción: "Algunos seudoperiodistas desaparecerán del planeta y ni se notará, ¡pero se sentirá el ambiente más saludable!". Esto no es nada. Lo bravo es cuando los animales resultan siendo más dignos de compasión que los seres humanos. Lean lo que sostiene un ecologista respecto a los damnificados por el terremoto: "Esa gente tiene hijos como conejos, los traen a este mundo sin importarles si van a tener para darles de comer o no. ¿Por qué nosotros vamos a pagar por esos cinco minutos de satisfacción sexual que terminan en un hijo no deseado tras de otro?".

Aún peor es esta: "Del tema de los damnificados del sur debe ocuparse exclusivamente el Gobierno, para cubrir las necesidades de todas esas personas, pues he presenciado cómo llega la ayuda y, sin embargo, se siguen quejando de que les falta más, o de que no les sirve lo que se les envía, o quieren que sus casas se levanten en un santiamén, y si no es así, se quejan". Y luego agrega: "A propósito, ya colaboré con la gente del sur". Ajá. Con la gente del sur, claro.

Pero, dígame, ¿ya colaboró con los animalitos del sur? ¿Cómo? ¿No ha hecho nada por ellos todavía? ¡Pero eso no puede ser! ¡Vamos, vamos a juntar latas de Ricocán y de alpiste y de choclito para los perritos y pajaritos y loritos damnificados! Ahora que se han muerto tantísimos de sus amos, ¡qué estarán comiendo, sabe Dios, los pobrecitos, por esas calles y plazas llenas de... escombros! ¿Alguien se atreve a no sumarse a tan humanitario esfuerzo?

Personalmente considero que el señor Alonso alegría demostró que en un país como el nuestro (democrático le dicen) cualquier personaje puede escribir una columna de opinión sobre un tema del que es claramente ignorante.

¿Qué más se puede decir?

Ojalá que dejes tu comentario sobre los dos artículos y sobre las respuestas que tuvo.

9 comentarios:

  1. como se nota que a ese "periodista" le enseñaron a investigar temas de ecologia tanto como ser un buen matematico fisico nuclear, osea no sabe nada!!! si bien es cierto que no son buenos los extremos, sin embargo todo ser vivo tiene derecho a existir por el hecho de ya hacerlo. ademas nuestro amigo periodista se olvida que ha sido de los animales y plantas de las cuales se extrae las vacunas y anticuerpos de enfermedades que de no haberse encontrado la cura seria hasta ahora nuestro mayor controlador biologico. son muchas las especies que desaparecen dia a dia en el bosque tropical, muchas de ellas aun sin conocerse y que quizas estemos perdiendo la cura de otras enfermedades que aun son incontrolables, me faltaria espacio para seguir nombrando las defenzas hacia los animales no como ecologista sino como ecologa.

    ResponderEliminar
  2. No hay necesidad de ser biólogo para darse cuenta q la extinción de una especie al final afecta a la humanidad directa o indirectamente. Vivimos en un ambiente tan frágil, donde todos los seres vivos q la habitan están tan interrelacionados, q la extinción de uno puede provocar, por ejemplo, un desiquilibrio en la cadena trófica, hasta la muerte d un simple insecto podría provocar que el ave q se alimentaba de él muera.

    LA extinción de una especie puede provocar la explosión demográfica de otra que a su vez puede llegar a convertirse en una plaga afectando la agricultura. También puede llegar a convertirse en un vector masivo de enfermedades.

    Pero no podemos sopesar el hambre del mundo con la preservación de una especie, más q invertir en la conservación de una especie deberíamos de evitar contaminar sus ambientes, deforestar sus habitats y cazarlos indiscriminadamente, cuanto dinero se ahorraría si sólo hicieramos eso?

    P.D: Apoyen en las actividades por la Semana de Biología a fines de Noviembre. Escríbenos.

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdoo con lo que estan comentando... una especie (por ser un ser vivo) tiene derecho a existir, y la diversidad es importante , necesaria por muchos factores que directa o indirectamente afectan al humano... pero tambien hay que tener en cuenta que esta es una reaccion (del periodista, claramente superficial y cruda pero existente )ante barbaridades del los ecologistas que intentan salvar especies (lo cual es bueno) pero sin mayor sustento, olvidandose que hay otras porq luchar (siendo mucho mas basicas) ...pero claro que comparar los damnificados del sur con las areas protegidas que estan apunto de perderce, es imposible, son temas diferentes e importantes que afetan de la misma manera (distintas areas) ... creo q el articulo deja ver claramente que existen ese tipo de posturas (y MUCHAS) y creo q es nuestro deber evitar q se llenen asi la boca (la ecologia es importante por lo q nuestra funcion debe de ser bien enfocada) ademas hay q aceptar q existen las otras posturas (he visto el odio oculto).... pero de verdad los ecologistas tienen muy buenas tecnicas para lograr sus objetivos :P (hay q tomar nota y canalizarlo)

    ResponderEliminar
  4. Muy claro lo menciona David unas lineas mas arriba , todos los seres vivos forman parte de una cadena alimentica alterar su ecosistema nos puede traer consecuencias , por ejemplo las plagas , muy frecuente en estos tiempos. Creo que esta mas decir que el señor Alonso Alegria , que pena me da por el apellido su hermano era un gran literato y muy sensible demas esta decirlo, sus opiniones fuera de lugar y sin saber mucho del tema . Una lastima para el Perú

    ResponderEliminar
  5. Dreams of mirrors10/10/07 18:38

    alonso alegria no sabe nada de periodismo simplemente porque no estudiado dicha profesion, condicion que no es obligatoria para ser un columnista de un diario. es un tio que se ha dedicado toda su vida al teatro y a temas culturales. Por otro lado, hay especies animales que guardan el equilibrio de los cadenas alimenticias y, por ende, de ecosistemas. Estas si hay que salvaguardarlas. pero en un caso similar a la de los camaroncitos, en el que un causa humana urgía mas que la de dichos crustaceos, debe prevalecer la integridad humana. preocupense por no contaminar el gua dulce que se nos está acabando que por pollipavos verdes, pejesapos azules, etc

    ResponderEliminar
  6. Bueno que puedo decir al respecto... solo que no todos los seres humanos son realmente racionales como se supone deberian ser....esta claro que el pseudoperiodista en cuestion al tener que sobrevivir en la selva de competitividad en la que actualmente vivimos, trata de una manera burda y bastante retrograda de mantener su empleo generando mayores lectores para su columna en dicho diario, ya que como todos sabemos los titulos y opiniones sensacionalistas o digamoslos de esta manera "Distintos" a lo que la mayoria de la gente piensa atraen la atencion del publico, pues que persona en su sano juicio podria expresar un ¡QUE SE MUERA! Con tanta tranquilidad y darse poses de defensor de los derechos humanos atacando de esa manera el derecho a la vida... una respuesta simple para este parasito de la sociedad es que LA VIDA ES VIDA! y hay que respetarla..acaso no somos animales tambien?, no formamos parte del mismo planeta compartimos recursos e interactuamos unos con otros?... nadie tiene derecho a decidir quien merece vivir y quien no...cree acaso el susodicho que aquellos que SI pensamos caeremos en su estupidez, pues no...pueden existir muchos Alonsos Alegria que traten de atarantarnos con Basura como esa pero quienes tenemos coeficiente intelectual mayor a deserebrado sabemos que no se trata de un ¡QUE ME IMPORTA! se trata de tener un poco de criterio y sentido comun para tomar nuestras propias deciciones y actuar con conviccion para defender y respetar el ¡DERECHO A LA VIDA! personas como el me recuerdan a esa frase que dice LA TIERRA TIENE LIMITES , PERO LA ESTUPIDEZ DEL HOMBRE(de algunos) ES ILIMITADA, para terminar..aunque tengo mucho mas por decir... dire valga la redundancia que como buena Biologa y Ecologa que soy tratare de entender el tipo de problema mental que tiene este individuo en pro de la armonia y el bienestar de los peruanos aunque yo no haya estudiado para ser Psicologa veterinaria!!
    Eterea.

    ResponderEliminar
  7. Después de leer ayer el artículo he estado reflexionando ¿Seguir dando mi dinero a salvar personas del tercer mundo, o dárselo a alguna organización para la preservación de los animales? Veamos en qué va a parar uno y otro.

    A los hombres sirve gran parte para alimentar a esa multitud de dictadores y corruptos que se dedican a matar a los suyos, sin faltar las torturas, esclavitud y todas las atrocidades posibles. Por supuesto que les has de dar el dinero, pero no se te ocurra decirles en qué gastarlo, porque en ese momento pasas a ser un cerdo imperialista. Una parte menor de ese dinero sí va a ayudar a los necesitados, solo para descubrir casi todas las veces que la diferencia entre ellos y los anteriores es que unos tienen las armas y los otros solo tienen deseos de venganza. Lo mejor de todo ello es que su venganza es extensiva, por supuesto, a los cerdos imperialistas entre los que nos incluyen a todos los que les podemos dar alguna ayuda.

    En esos casos en los que tales bestias humanas llegan a algo más que a sangrientas tribus bien armadas, y se pueden ver los ejemplos en media África y buena parte de Sudamérica, no se dedican a volverse honrados trabajadores. En lugar de agradecer y dedicarse a trabajar y progresar, lo primero que hacen es expropiar a los occidentales, a sus descendientes o a aquellos que consideran allegados o colaboracionistas, que en resumen es todo aquel que tiene alguna propiedad digna de mención gracias a que tomó riesgo y trabajó en ello. Todo progreso que no les pertenezca lo consideran un robo que recuperarán de grado o por fuerza, sin compensación de ningún tipo. No lo consideran el trabajo de otros miembros ellos se ponían un taparrabos, se alimentaban de sus semejantes y se negaban a asimilar nuestros odiosos valores morales.

    Por otro lado está la diversidad ecológica, de la que todos los años salen beneficios. Por ejemplo en medicina. Preservar la variedad ecológica salva vidas humanas. Vidas en todos los países, incluidos los nuestros. Destruir la naturaleza provocará desastres naturales, comenzando por los tercermundistas.

    Difícil elección. Por mi parte dejaría que todos esos animales humanos se pudrieran en la salva con sus insustituibles culturas. Si se reproducen como ratas y se mueren como moscas no es mi problema. Desde luego no les voy a pagar para que me roben e insulten algún día, como el maldito Chávez y toda esa ralea. Encima tienen el descaro de declarar inmoral cualquier dinero que no vaya a ellos. Prefiero que el mío vaya a la naturaleza, que aunque no salvara vidas por lo menos es más bonita que escuchar cómo esas bestias sub-humanas nos ponen verdes mientras les ayudamos.

    ResponderEliminar
  8. por personas como esa es que uno quiere mas a los animales...

    ResponderEliminar
  9. Anónimo5/4/08 13:34

    A ver, creo que nuestras convicciones (acertadas o equivocadas)deben estar equilibradas entre nuestras emociones y nuestra racionalidad, el exceso de una de ellas, causa comentarios como muchos leídos líneas arriba. Como persona creo que es tiempo que el ser humano luche por su supervivencia y se sacuda de esa pasividad, pues la indiferencia ante lo que sucede en nuestro planeta y la permision de su existencia nos deshumaniza. Como ecologa, si bien, el objetivo desde la creción de los primeros parques nacionales en pos de la conservacion y preservacion de las especies, siempre han sido para nuestro beneficio, somos seres antropocentristas, buscamos conservar y manejar los ecosistemas con el unico fin de beneficiar al hombre, ya sea paisajisticamente, aprovechando sus recusos (medicinales, industriales, etc), sin embargo nos cuesta hacerlo de manera sostenida, pensando en las generaciones futuras. Es cierto, muchas especies se extinguen como parte de su propio ciclo dentro del ecosistema, muchas tambien por el accionar humano, diferenciar las causas no es facil, y el saber identificar el papel que una especie cumple dentro de la red trofica (mucho mas compleja que una cadena), asi como identificar sus diferentes interacciones, nos permitira dilucidar si verdaderamente la extincion de esa especie es significativa para el ecosistema, con ellos no doy luz verde, ni veo con beneplacito la extincion de muchas de ellas, pero creo que debemos salir de los extremos, es que acaso ha desaparcido el gris de la escala de colores??..todo debe ser blanco o negro???.. no caigamos en los extremos....

    ResponderEliminar

Por favor, se respetuoso con tus comentarios y críticas. Cualquier comentario ofensivo será eliminado.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...